Compartir
Publicidad

La sombra del inicio de la campaña electoral fue la protagonista en la sesión plenaria ordinaria de octubre en Noia. No solo porque el pleno se alargó unos minutos después en la medianoche para dar respuesta a dos preguntas formuladas por el grupo municipal socialista, sino porque a pesar de casi todos los puntos de la orden del día fueron aprobados por unanimidad, su debate fue más propio de un mitin electoral que de una sesión plenaria (lo que, a su vez, alargó la sesión hasta el punto de no poder contestarse todas las preguntas del grupo socialista).

Sin embargo, el punto más debatido fue uno de los dos que no se aprobaron por unanimidad: el inicio del expediente de reversión de la cesión al IGVS de la parcela R-17, de 600 m2 de superficie y con una edificabilidad total de 3.597 m2, en San Lázaro y que podría acoger un nuevo centro de salud

Una parcela cedida el 27 de abril de 2009 para la construcción de vivienda pública y que, diez años después, permanece sin uso. El pleno acordó el inicio del expediente de reversión de la cesión con los votos a favor de PP y NOIA, frente a los votos en contra de PSOE, Marea y BNG.

Publicidad