Compartir
Publicidad

La Diputación de A Coruña hizo este pasado viernes gala de la unanimidad de todos los grupos presentes en su corporación para presentar la moción que irá al próximo pleno del día 23 de marzo. El texto muestra la unión de las voluntades para la recuperación del Pazo de Meirás para patrimonio público.

La Diputación instará al Estado a ejercitar las acción administrativas y judiciales oportunas a los efectos de la recuperación del Pazo de Meirás para el Patrimonio Público; trasladará a la Xunta, Parlamento de Galicia, gobierno del Estado, Cortes del Estado, grupos parlamentarios y todas las instituciones y organismos que corresponder el informe histórico-jurídico y procurará la socialización de su contenido.

Estos son los puntos principales de la moción que entrará en la orden del día del pleno del próximo viernes 23 de marzo y que contará, según se anunció hoy en rueda de prensa, con el apoyo de todos los grupos con representación en la corporación, es decir, PSOE y BNG, miembros del gobierno, además del Partido Popular, Marea Atlántica, Compostela Aberta y Alternativa de los Vecinos.

En este sentido, la rueda de prensa, con representantes de todos los grupos –excepto Alternativa de los Vecinos que justificó su ausencia por motivos de agenda- sirvió para escenificar la unidad de que se felicitaron en todas las intervenciones.

El presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, destacó el «gran paso que significa el acuerdo de todos los grupos políticos» a cara descubierta a mostrar la «conciencia generalizada» para la recuperación del Pazo de Meirás para el Patrimonio Público. González Formoso recordó también que el contenido de la moción sigue las directrices diseñadas desde la Xunta pro Devolución del Pazo de Meirás y los informes histórico y jurídico encargados por la propia Diputación de A Coruña.

Para la vicepresidenta de la Diputación, Goretti Sanmartín Rei, la unanimidad es un motivo de felicitación colectiva porque, supone subir un escalón en el proceso que se inició con los informes que abren una vía factible a la recuperación del inmueble en la mano de la familia Franco. «Que todas las fuerzas políticas naveguen en la misma dirección supone un antes y un después que responde al clamor social para recuperar el Pazo de Meirás para el dominio público», señaló en su intervención.

Anunció que la Diputación de A Coruña trasladará la moción al Parlamento Gallego y a las instituciones del Estado. Destacó también la buena acogida que están teniendo los informes en las reuniones que desde la propia Diputación se convocaron con todos los grupos parlamentarios.

El portavoz del PP, Agustín Hernández manifestó que tanto el grupo provincial como el propio partido «están a favor de la recuperación de Meirás para uso público sin cuestes para las administraciones» y defendió que, en el tema, tiene que primar «el interés general y no el particular».

Abogó también por coordinar esfuerzos con la comisión creada en el Parlamento gallego puesto que, segundo dijo, son conscientes de que «esta es una demanda lógica y legítima pero tiene que llevarse con prudencia y firmeza y con seguridad jurídica para conseguir su objetivo».

Por su parte, el portavoz de Marea Atlántica, Daniel Díaz Grandío apuntó que se está abriendo «un proceso de reparación y recuperación de la memoria histórica en nuestra comarca» y destacó que Meirás se consiguió con «aportaciones de naturaleza coactiva» no sólo en el Ayuntamiento de Sada sino también en otros de la propia comarca. Agradeció el trabajo hecho desde la Diputación de A Coruña y quiso también reconocer el papel desarrollado por el Ayuntamiento de Sada.

Finalmente, el representante de Compostela Aberta, Manuel Dios Diz, destacó la importancia del acuerdo y citó también la demanda del Ayuntamiento de Santiago de Compostela para la recuperación de las dos piezas de Maestro Mateo que están en manos de la familia Franco, la Casa de Cornide en A Coruña o la finca de Bastiagueiro para recordar «una verdad incómoda, que el régimen franquista fue extremadamente corrupto y una élite encabezada por el propio Franco empleó los resortes del poder para se lucrar». «Esta moción es un mensaje claro de que la democracia y la legalidad deben ser incompatíbles con cualquier tipo y corrupción, pasada, presente o futura».

Publicidad