Compartir

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda y la Federación Galega de Caza (FGC) colaborarán para hacer un seguimiento y mejorar la coordinación entre ambas partes con relación a las autorizaciones de batidas extraordinarias por daños causados por jabalís. Así lo acordaron la directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, y representantes de la FGC en el marco de una de sus reuniones periódicas para analizar la problemática derivada de la sobreabundacia de esta especie silvestre en la comunidad.

Do Campo y los representantes del sector cinegético coincidieron en la necesidad de agilizar el procedimiento para autorizar la organización de batidas fuera del período hábil de caza del jabalí en zonas en las que se pueda acreditar daños sobre explotaciones ganaderas o agrícolas causados por esta especie.

De hecho, la directora xeral de Patrimonio Natural les recordó que a nivel administrativo ya se han dado instrucciones para mejorar y acelerar la tramitación de este tipo de solicitudes, con el fin de resolverlas lo antes posible. Desde la FGC, por su parte, mostraron su plena disposición a seguir colaborando en el control poblacional del jabalí y mediar con los Tecores para facilitar lo máximo posible la realización de estas batidas extraordinarias.

Este nuevo acuerdo alcanzado entre la Consellería de Medio Ambiente y la FGC se centrará especialmente en aquellas zonas de Galicia más afectadas por esta problemática y hay que enmarcarlo en la línea de diálogo que mantiene la Xunta desde hace años con el sector cinegético con relación a este problema.

Así, hace falta recordar que en la resolución publicada el pasado mes de mayo y por la que se determinan las épocas hábiles de caza y las medidas especiales de control de daños, se extendió por un mes más el período oficial para poder cazar jabalís.

Esta ampliación fue propuesta por los cuatro comités provinciales del sector cinegético durante la última reunión del Comité Galego de Caza en respuesta a la actual sobreabundancia de jabalís y como muestra de la disposición del sector a seguir contribuyendo a su control poblacional.

De la misma manera, en esta orden también se prevé la gestión cinegética del jabalí en los vedados de caza durante la época hábil, con el fin de optimizar el esfuerzo de la caza sobre el aprovechamiento y el control de esta especie.

Publicidad